Conceptos previos

Principal

¿Qué es un problema?

   Hay quien piensa que los inventaron los profesores para romper la cabeza de su alumnado. ¡Quien sabe! Pero mientras no se demuestre tal hipótesis es útil pensar que son retos que ponen a prueba nuestra inteligencia. Constantemente la realidad nos presenta interrogantes que solo la Ciencia puede ayudarnos a resolver. ¿Por qué los cuerpos caen en vertical y cada vez a más velocidad? ¿Por qué los barcos flotan? ¿Por qué pasa calor de los cuerpos más calientes a los más fríos? ¿Por qué la luz cambia de dirección cuando pasa de un medio a otro? ¿Por qué la masa se conserva en las reacciones químicas? Estas y otras preguntas nos ayudan a entender mejor el mundo en el que vivimos. Los problemas nos ayudan a utilizar los descubrimientos científicos para predecir el futuro, lo que va a ocurrir en una situación dada.  

¿Qué elementos presenta un problema?

Los problemas son enunciados que constan de varios elementos:
  • Presentación de una situación con DATOS numéricos o no numéricos referidos a las magnitudes que influyen en el problema.
  • Gráficas, tablas de datos y dibujos son también elementos frecuentes en los problemas.
  • Interrogante sobre un dato desconocido, que llamamos la INCÓGNITA.
  • Y por último, datos complementarios que son necesarios para la resolución, como valor de constantes, o datos tabulados.

¿Cómo se resuelve un problema?

  • 1º. LEE con mucha atención el enunciado. En el están las pistas que te permiten resolver el problema. El enunciado es como el lugar del crimen, y tú eres el policía que debe encontrar las pistas que ayuden a resolver el caso.
  • 2º. VUELVE A LEER el problema. Casi nunca una lectura única te permite entender todas las claves del problema. Este punto lo puedes repetir todas las veces que haga falta.
  • 3º. DATOS: Entresaca del enunciado los datos relevantes, los que te puedan ayudar en la resolución. A veces hay datos no útiles como los nombres de los personajes, la temperatura ambiente en un problema de movimiento, etc. Identifica los datos con las magnitudes a las que pertenecen. Transforma las unidades si no son del Sistema Internacional.
  • 4º. PLANTEAMIENTO: Es muy importante hacer un dibujo o esquema. En el puedes indicar los datos. Busca la ecuación o fórmula que relacione las magnitudes del problema. Luego sustituye los datos y haz los cálculos.
  • 5º. SOLUCIÓN: Se debe responder con una frase a la pregunta del problema. No olvides las unidades que acompañan al valor numérico de la solución.
  • 6º. REPASA EL PROBLEMA: Comprueba si despejaste bien en la fórmula. Repasa los cálculos (si puedes usar calculadora no se pierde mucho tiempo). Comprueba que pusiste las unidades en la solución. Analiza luego el resultado para comprobar que es un resultado lógico, o que se puede esperar. Ten en cuenta también los signos.